Tratamiento para el cáncer pulmonar

Hay numerosas opciones diferentes de tratamientos para el cáncer pulmonar. Las opciones de tratamientos estándar incluyen resección quirúrgica, quimioterapia y terapia de radiación. Métodos más nuevos de tratamiento de cáncer pulmonar incluyen una terapia fotodinámica, electrocauterización, criocirugía, cirugía láser, terapia dirigida y radiación interna. Cada tratamiento del cáncer pulmonar tiene su propia habilidad específica para luchar con el cáncer y su propia manera de resolver los efectos secundarios y complicaciones posibles. Por lo tanto aunque hay varias opciones, el tratamiento de cáncer pulmonar necesita ser realizado juiciosamente y solo después de una cuidadosa consideración de un número de factores.

El tratamiento del cáncer pulmonar es adaptado a las necesidades y deseos de cada paciente. Existen lineamientos generales para dirigir a los profesionales médicos a medida que ellos toman sus decisiones; aunque cada plan de tratamiento está diseñado con un paciente particular en mente. Aún así, es importante para las personas diagnosticadas con cáncer pulmonar entender sus opciones. Es útil conocer qué tratamiento de cáncer tiene la mayor oportunidad de ser exitoso en una situación particular, qué tratamientos son de tipo más experimental, cuáles tratamiento podrían ser ineficientes, y qué tratamientos se enfocan en reducir los síntomas (paliativos) más que lograr una cura.

Como en la mayoría de los tratamientos de cáncer, la opción de terapia es determinada principalmente por el tipo de cáncer y la etapa de la enfermedad. En el cáncer pulmonar hay dos tipos principales: cáncer pulmonar en células no pequeñas (CPCNP) y cáncer pulmonar de células pequeñas (CPCP). Aunque hay diferentes etapas y subdivisiones del CPCNP diferenciadas por números y letras, el CPCP solo tiene dos etapas: enfermedad limitada y extensiva. Cuando los oncólogos consideran opciones de terapia, la etapa y tipo de cáncer pulmonar son un factor que influye mucho en la decisión.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER PULMONAR DE CÉLULAS NO PEQUEÑAS

Para una etapa 0 u oculta del CPCNP, una cirugía es generalmente curativa sin la necesidad de radiación o quimioterapia. Esto es porque estas etapas no representa un cáncer pulmonar invasivo, el cáncer pulmonar está completamente contenido en el tumor principal. Por lo tanto cuando el tumor es extraído con cirugía, el cáncer se ha ido para siempre. Obviamente el promedio de éxito en estos casos, así como todas las etapas, depende de la calidad y precisión de la identificación de la etapa del cáncer pulmonar. Si las células del cáncer han migrado lejos del tumor, estas etapas ya no aplican y es necesario un tratamiento adicional.

Lineamientos de tratamiento para el cáncer pulmonar de células no pequeñas

Etapa 0 Resección quirúrgica Cirugía endoscópica, terapia láser, electrocirugía, criocirugía
Etapa IA Resección quirúrgica Quimioterapia (adyuvante), terapia de radiación
Etapa IB Resección quirúrgica Quimioterapia (adyuvante), terapia de radiación
Etapa IIA Resección quirúrgica Quimioterapia (adyuvante), terapia de radiación (primaria o adyuvante)
Etapa IIB Resección quirúrgica Quimioterapia (adyuvante), terapia de radiación (primaria o adyuvante)
Etapa IIIA Cirugía y luego quimioterapia Quimioterapia y luego radiación Quimioterapia y radiación neoadyuvante
Etapa IIIB Quimioterapia y radiación
Etapa IV Terapia de quimioterapia y radiación (paliativo) Resección quirúrgica (paliativo) Terapia combinada, radiación interna, terapia dirigida, terapia de láser

La cirugía es indicada para las etapas I, II y III del CPCNP. Puede también ser usada como paliativo en la etapa 4. Debería mencionarse que la terapia paliativa es para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de la vida con una meta no real de cura o remisión del cancer. Para las etapas I y II del CPCNP la cirugía es la primera opción de tratamiento. (Ver la pagina de las etapas del cáncer pulmonar).

La cirugía de cáncer pulmonar es diferente para cada paciente según la extensión de la enfermedad. Ya que el pulmón es esencial para la respiración y para la vida, preservar tanto tejido pulmonar funcional como sea posible es una preocupación importante para los cirujanos torácicos. Los cirujanos consideran como el paciente será capaz de respirar después de que una porción del pulmón sea extraída. Al mismo tiempo, una suficiente cantidad de tumor y alrededores del pulmón deberán ser extraídos para asegurar que el cáncer ha sido eliminado. Se realizan pruebas de función pulmonar (pruebas de respiración) antes de la cirugía del cáncer para evaluar la capacidad general pulmonar del paciente. Se hace un estimado del nivel de función del pulmón que resultará después de la cirugía propuesta. Si el paciente quedará con muy poca capacidad pulmonar, se realizará una cirugía menos agresiva o no se llevará a cabo la cirugía y se dará un tratamiento alternativo. Ya que las personas con cáncer pulmonar a menudo tienen otras enfermedades pulmonares como enfisema, la capacidad del pulmón es un problema muy importante.

Hay otros cinco lóbulos pulmonares, tres están el lado derecho del pecho y los otros dos en la parte izquierda. Dentro de estos lóbulos, el pulmón está subdividido en segmentos según como les suministran aire los bronquios y bronquiolos. Esta organización es importante cuando se planea una cirugía de resección.

Hay varios métodos disponibles para los cirujanos torácicos. Una resección en cuña preserva la mayoría de los tejidos pulmonares pero permite un margen de error menor (significando que hay una probabilidad razonable de que reaparezca el cáncer). Una resección en cuña es apropiada para tumores principales pequeños. Sin embargo, la resección segmentada es a menudo apropiada para la etapa I y II de la enfermedad. Otra vez, el riesgo de que falten células del cáncer es considerado para contra la reducción de la capacidad pulmonar resultante.

La lobectomía es un procedimiento en que uno de los cinco lóbulos es extraído completamente. La resección más grande de la cirugía de cáncer pulmonar, una neumonectomía (o hemi neumonectomía) es cuando un pulmón completo es extraído, sea el derecho o el izquierdo. En general, la lobectomía y neumonectomía son usadas para tratar la etapa II del CPCNP en pacientes con una excelente capacidad de reserva en sus pulmones.

Hay numerosos regímenes quimioterapéuticos que pueden ser usados para tratar el CPCNP. Estos generalmente están reservados 1) para las etapas más avanzadas del cáncer pulmonar (Etapa III y IV) o 2) una terapia adyuvante, es decir, para ser usada después de una cirugía, o 3) como una terapia neoadyuvante, que es un tratamiento antes de la cirugía. Una terapia neoadyuvante está hecha para reducir el tumor para que sea más fácil más efectiva la cirugía. La terapia adyuvante es realizada para matar las células cancerígenas que puedan haber quedado de la cirugía o se hayan esparcido del tumor principal.

El cuidado estándar en el tratamiento del CPCNP es usar un agente quimioterapéutico basado en el platino, especialmente en enfermedades avanzadas (etapa III y especialmente etapa IV). La mayoría de los estudios han demostrado que dos agentes son mejores que uno. Tres agentes usados en combinación no proporcionan mucho beneficio adicional pero causan un número de efectos secundarios desagradables adicionales. Por lo tanto los regímenes de la quimioterapia generalmente incluyen dos drogas. A menudo este régimen de combinación incluye un fármaco con platino como el cisplatino junto con uno más viejo (etopósido) o medicamentos quimioterapéuticos más nuevos (docetaxel, gemcitabina, pemetrexed (Alimta) o vinorelbina).

Los tumores de cáncer pulmonar de células no pequeñas no son muy sensibles a la mayoría de los regímenes de quimioterapia, desafortunadamente. La quimioterapia sola no es considerado un tratamiento curativo para el CPCNP. A menudo la quimioterapia es combinada con terapia de radiación, un método que a veces es llamado quimiorradioterapia. Cuando las dos modalidades de tratamiento se combinan, las tasas de curación y supervivencia de la enfermedad son mejores que solo con uno de los tratamientos. De lo contrario la quimioterapia es combinada con cirugía (ya sea neoadyuvante o adyuvante).

La terapia de radiación sola es algunas veces usada para la etapa I y II del CPCNP cuando la cirugía no es posible debido a una capacidad pulmonar reducida. Si se puede hacer una resección en ese tumor de etapa I o II, la cirugía será preferible a la terapia de radiación.

En etapa IIIA del CPCNP, la cirugía es todavía considerada la primera opción de terapia. Cuando la cirugía es posible, es generalmente combinada con quimioterapia adyuvante. Si la cirugía no es posible en la enfermedad de etapa IIIA, se usa la quimiorradioterapia. Algunos tumores específicos de etapa IIIA, como los tumores Pancoast o tumores que han invadido las paredes del pecho, tienen métodos especiales de tratamiento.

En la etapa IIIB, la quimiorradioterapia es considerada la primera opción. La terapia de radiación solo puede ser usada si los pacientes están conscientes de los efectos tóxicos de la quimioterapia; sin embargo los resultados son mejores si ambas modalidades de tratamientos son usados. Es esta etapa del CPCNP, la cirugía no es considerada como una intervención curativa o un tratamiento efectivo y raramente es realizada. La terapia de radiación puede ser usada como paliativo de síntomas cuando el tumor invade ciertos tejidos y causa síntomas problemáticos.

La quimioterapia es realmente la única modalidad de tratamiento usada en la etapa IV del CPCNP. La terapia de radiación y la cirugía son usadas para aliviar los síntomas más que cambiar el curso de la enfermedad o mejorar la supervivencia. El tratamiento para la enfermedad de etapa IV probablemente incluirá una droga o agente quimioterapéutico basado en el platino. Cuando se usan tres drogas, la tercera no es técnicamente un agente quimioterapéutico sino más bien parte de una "terapia dirigida".

La terapia dirigida incluye medicamentos, anticuerpos y otras proteínas que alteran las proteínas específicas de las células del cáncer. Estas proteínas alteradas son críticas para la supervivencia de las células cancerígenas así que las células tratadas mueren o dejan de multiplicarse. El uso de terapia dirigida en la enfermedad de etapa IV junto con las otras dos drogas quimioterapéuticas pueden mejorar en general la supervivencia.

TRATAMIENTO DE CÁNCER PULMONAR DE CÉLULAS PEQUEÑAS

Las opciones de tratamiento en CPCP son menos complejas que las del CPCNP, principalmente porque los estudios han demostrado repetidamente que los resultados no dependen tanto de la etapa. En otras palabras, colocar el CPCP en cuatro etapas diferentes no influencia en las oportunidades de tratamiento o resultados de una manera apreciable. Así que el tratamiento del CPCP está basado principalmente en dos diferentes etapas, limitada y extensiva.

Lineamientos de tratamiento para el Cáncer Pulmonar de Células Pequeñas

Etapa Tratamiento Estándar Terapia alternativa
Limitada Terapia de radiacion
Quimioterapia (una sola droga o combinada)
Cirugía
Extensiva Terapia de radiacion
Quimioterapia (combinación de drogas)
Terapia de radiación en el cerebro profilácticamente
Cirugía (paliativo)

Afortunadamente el CPCNP es muy sensible a la terapia de radiación. La radioterapia es la modalidad de tratamiento usada prácticamente en todos los casos de enfermedad de CPCNP limitado. La terapia de radiación es más efectiva y causa pocos efectos secundarios en una enfermedad limitada, porque por definición la enfermedad limitada puede ser tratada a través de un solo puerto de radiación externo. En casos de CPCNP extensivo, la terapia de radiación puede ser reservada para pacientes que no han respondido a la quimioterapia. Esto es porque en una enfermedad extensiva, la radiación necesitaría ser aplicada en áreas grandes del cuerpo. Como una intervención paliativa en un CPCNP extensivo (y algunas veces CPCNP limitado), ciertos órganos como el cerebro pueden ser irradiados profilácticamente (en caso donde se ha esparcido el tumor).

La quimioterapia es usada para tratar CPCNP tanto limitado como extensivo. En enfermedades limitadas, los pacientes han sido tratados exitosamente con una sola droga quimioterapéutica (cuando la combinan con radiación). Pero en la mayoría de los casos, se usan dos drogas en lugar de una. Estas dos drogas son comúnmente un medicamento de platino y etopósido. En el CPCNP extensivo, se usan dos drogas quimioterapéuticas. El agente quimioterapéutico específico usado en el CPCNP extenso varía según el caso.