Etapas del cáncer pulmonar

CARCINOMA OCULTO

El cáncer pulmonar oculto significa que las células cancerígenas están presentes en el esputo, pero todavía, el cáncer no puede ser encontrado en el pulmón. La evaluación diagnóstica del cáncer pulmonar oculto frecuentemente incluye rayos X de pecho y broncoscopia selectiva con una TC si es necesario, para definir el sitio y la naturaleza de tumor principal. Una vez que el tumor principal es encontrado y se define la etapa, las opciones de tratamiento se basan en la etapa de la enfermedad.

ETAPA 0 (CARCINOMA IN SITU) La etapa 0 del cáncer pulmonar es encontrada solo en la capa de las células alineadas en las vías respiratorias, y es generalmente descubierto a través de una "citología de esputo". Ya que la mayoría de los pacientes con cáncer pulmonar son diagnosticados en una etapa más tardía, los pacientes de etapa 0 son generalmente los que han participado en un ensayo de tiene que buscar una pruebas de proyección especial porque ellos son considerados por ser un alto riesgo.

Los tumores del carcinoma in situ son por definición, no invasivos e incapaces de hacer metástasis, sin embargo frecuentemente progresan a un tipo de cáncer invasivo. Se le puede ofrecer a los pacientes una broncoscopia de vigilancia, y si se detectan lesiones, potencialmente terapias curativas.

Las opciones estándar de tratamiento pueden incluir una resección quirúrgica usando las técnicas menos extensivas posibles (segmentectomía o resección de cuña) con la meta de preservar el máximo de tejido pulmonar normal por la alta incidencia de segundos cánceres primarios. Si las lesiones están ubicadas centralmente, puede requerirse una lobectomía. Los pacientes con lesiones centrales también pueden ser candidatos para terapias endobronquiales incluyendo la terapia fotodinámica, electrocauterización, crioterapia, y terapia laser Nd-YAG.

ETAPA I CÁNCER PULMONAR CÉLULAS NO PEQUEÑAS

La etapa I del cáncer pulmonar de células no pequeñas está localizado en un solo pulmón y no se ha extendido cerca de los ganglios o fuera del pecho. Para pacientes diagnosticados en esta etapa temprana, la cirugía es el tratamiento de elección tradicional, sin embargo, muchos doctores ahora recomiendan un enfoque multimodalidad en el que se combinan dos o más tipos de tratamiento. Ya que las circunstancias de cada paciente son diferentes, el tipo de cirugía recomendada (segmentectomía, lobectomía, neumonectomía) además de quimioterapia o radiación si es apropiado, es evaluada en según el caso. Una vez que las opciones de tratamiento se han dado, los pacientes deberían luego comparar los beneficios potenciales contra los riesgos de cada opción.

Cirugía

La extracción quirúrgica del cáncer puede ser lograda a través de varias técnicas incluyendo segmentectomía (extraer un pequeño segmento del pulmón) lobectomía (extraer un lóbulo del pulmón) o neumonectomía (extraer el pulmón completo). Una cuidadosa evaluación preoperatoria de la edad del paciente y su salud en general, además de la ubicación del cáncer es muy importante para esta decisión. Generalmente hablando, mientras menos le extraigas al pulmón, más se preserva la función del pulmón y el riesgo de complicaciones de la cirugía es menor. Por otro lado, si se extrae muy poco del pulmón hay un mayor riesgo de recurrencia local. Antes de cometer la cirugía, los pacientes deberían discutir todas las posibilidades a fondo con su equipo médico.

Quimioterapia

Aunque el promedio de cura para la etapa 1 del cáncer pulmonar de células no pequeñas es aproximadamente 60% con cirugía, no debería asumirse que la extracción quirúrgica servirá para la contención de cada célula cancerígena. Puede ser posible que incluso en una etapa temprana del cáncer algunas células se hayan extendido fuera del pulmón y puedan no ser detectables con los métodos de prueba actual. Para mejorar las probabilidades de una cura, se aplica quimioterapia antes de la cirugía (neoadyuvante) o a menudo se recomienda después de la cirugía (adyuvante). Algunos médicos opinan que usar quimioterapia neoadyuvante y adyuvante juntas ayudará a reducir la probabilidad de recurrencia.

Radiacion

Algunos pacientes de cáncer pulmonar de células no pequeñas de etapa 1 no son buenos candidatos para cirugía por su edad o por condiciones de salud que harían la cirugía muy riesgosa. Para esos pacientes, el uso de las técnicas más nuevas de escaneo como tomografía de emisión de positrón (TEP) pueden definir más precisamente la etapa de su cáncer para poder usar la radiación. En una estudio clínico realizado recientemente en que los pacientes quienes no fueron capaces, o no desearon someterse a cirugía, se les dio radiación dos veces al día por cinco semanas, y los resultados demostraron que la radiación sola produjo un tiempo promedio de supervivencia de 34 meses.

Aunque los tratamientos enumerados arriba son opciones de tratamiento "estandares" para las que pacientes específicos de cáncer pueden ser elegibles, no todos los tratamientos son apropiados para cada paciente, ni todos los paciente desean un tratamiento agresivo. Además, puede haber otras técnicas nuevas o ensayos clínicos en investigación para los que puede calificar un paciente. Se recomienda mucho establecer una relación doctor/paciente sólida para poder evaluar todas las opciones posibles, y un cuso de acción determinado.

ETAPA II DEL CÁNCER PULMONAR DE CÉLULAS NO PEQUEÑAS

El cáncer pulmonar de células no pequeñas en su etapa II está localizado solo en un pulmón y puede involucrar ganglios linfáticos del mismo lado del pecho que no incluyen ganglios linfáticos en el mediastino. Para pacientes diagnosticados con cáncer pulmonar de células no pequeñas de etapa II, la cirugía es considerada como el mejor tratamiento de primera línea para aquellos que califican, sin embargo, los pacientes de etapa II a menudo requieren más de un enfoque terapéutico para aumentar la efectividad y controlar la enfermedad microscópica que puede causar recurrencia.

Cirugía

Las opciones de cirugía para los pacientes de cáncer pulmonar de células no pequeñas en etapa II son básicamente las mismas que para los pacientes de la etapa I. El objetivo inicial de los doctores es determinar, basándose en el tamaño y lugar del tumor, si es posible extraer quirúrgicamente el cáncer y cómo sería tolerada la cirugía por el paciente. En general, la cirugía de extracción de cáncer de la etapa II resulta en 25%-30% de los pacientes estando que sobreviven sin evidencia de cáncer recurrente dentro de 5 años de tratamientos.

Quimioterapia

Ya que el tratamiento óptimo del cáncer pulmonar de células no pequeñas en la etapa II a menudo incluye un régimen de tratamiento además de la cirugía, este enfoque "multimodalidad" puede llevarse a cabo mejor en centro donde los paciente tengan acceso a cirujanos, oncólogos médicos y oncólogos de radiación que trabajen en equipo. Al igual que en las opciones de quimioterapia de la etapa I, el tratamiento puede ser neoadyuvante, adyuvante o ambos. Se están realizando estudios continuamente para determinar qué tratamiento o combinación de tratamiento proporciona los mejores beneficios con pocos riesgos para la mayor población de pacientes.

Radiación

Los pacientes con tumores potencialmente operables pero que tienen otras contraindicaciones médicas para la cirugía o aquellos con enfermedad de etapa II inoperable pero con suficiente reserva pulmonar pueden ser candidatos a la terapia de radiación con propósitos curativos. Es necesario planear cuidadosamente el tratamiento prestando atención a la definición precisa de volumen objetivo y la prevención de estructuras normales críticas para alcanzar los mejores resultados.

Una alternativa metodológica para definir la etapa es conocida como TNM (siglas en inglés para: tumor, ganglio, metástasis). Este sistema de definición de etapa proporciona más información sobre el tumor y como se ha extendido. Mira la siguiente tabla para comparar las etapas de TNM para las etapas de 0 a 2.

Tratamiento para el cáncer pulmonar

Etapa III del cáncer pulmonar

Etapa IV de cáncer pulmonar