Pruebas de detección del cáncer pulmonar

Por ejemplo, la colonoscopia se ha convertido en un examen importante para evaluar la existencia de cáncer de colon en pacientes de 50 años o mayores. Detectar el cáncer pulmonar, sin embargo, ha sido un tema controversial recientemente.

Una prueba de detección ideal es una que sea razonablemente económica, que pueda ser realizada con una cantidad mínima de incomodidad, una máxima cantidad de seguridad, y pueda dar resultados concluyentes. Continuando con el ejemplo, la colonoscopia cumple todos esos criterios. Una prueba de rayos X de pecho cumple los 3 primeros criterios, pero no cumple con el cuarto.

Para cuando se cumplen 40 años, tanto fumadores como no fumadores mostrarán anormalidades en sus rayos x del pecho que pueden ser o no cáncer pulmonar. Podría tratarse de cicatrices de una previa neumonía o infección, traumas viejos, u otros cambios. Aunque los rayos x de pecho son economicos, rapidos y sin dolor, no son tan buenos para diagnosticar el cáncer pulmonar. Solo llevan al paciente a requerir pruebas futuras. Esto generalmente significa que el paciente será sometido a una variedad de procesos invasivos incluyendo toma de muestras del tumor y tejidos pulmonares.

La mayoría del tiempo, las anomalías que son identificadas por los rayos X en el pecho no son cancerígenas. Mientras que esto puede darle al paciente tranquilidad (hasta que otra anomalía aparezca en los rayos x de pecho), resulta en muchas pruebas y procedimientos innecesarias y costosos.

Una técnica más nueva que muchos esperaban que proporcionara una herramienta más precisa para la detección del cáncer pulmonar dando menos falsos positivos es la tomografía computarizada helicoidal o TC helicoidal. El Instituto Nacional del Cáncer y otros están llevando a cabo una evaluación grande llamada Ensayo Nacional de Detección Pulmonar. Seis grandes centros están participando en este ensayo clínico comparando CT de dosis bajas con rayo X sencillos en el pecho más de 50 000 pacientes. Aunque el estudio todavía está en curso, los primeros resultados parecen indicar que el CT realizado no da mejores resultados que los rayos X en el pecho. El número de anomalías en el pulmón que son diagnosticadas como un probable cáncer pero no son realmente cáncer ocurre tanto con el TC como con los rayos X, si no es más frecuente.